´Veneno´: símbolo del orgullo ´trans´

Antes del confinamiento hemos tenido suerte de ver el primer capítulo de la serie Veneno dirigida por los Javis. Digo suerte, porque me parece una verdadera obra maestra.

No soy española, que es un hecho importante en este caso. Antes no había oído hablar de Cristina Ortiz ´La Veneno´ y, para ser sincera, tampoco tenía muchas ganas de ver la serie sobre ella. ¡Qué equivocada estaba! Que personaje tan intenso, lleno de vida, ¡qué icono!

En el primer episodio, los Javis se centran en la primera aparición televisiva de Cristina Ortiz en el programa ‘Esta noche cruzamos el Mississippi’. También nos introducen en la vida de Valeria y nos muestran su encuentro con La Veneno. Desde ese momento podemos ver, que la serie va a estar narrada desde el punto de vista de Valeria, que publicó un libro sobre la vida de Cristina. Y que, a su vez, también inició un proceso de transición (es una mujer transexual). Desde el primer episodio podemos intuir, que la serie va a contarnos estas dos historias entrelazadas entre si: por un lado la tragicómica historia de la vida de Cristina La Veneno y por otro el proceso de transición de Valeria.

La infancia de Cristina Ortiz

El segundo capitulo se centra en la infancia de La Veneno, cuando Cristina todavía no existía y era simplemente Joselito. Sin duda, uno de los grandes aciertos de esta serie es el reparto. Los actores, hasta ahora desconocidos, que interpretan a Cristina como niño y como adolescente son una de las sorpresas del capítulo. Desprenden naturalidad, verdad, autenticidad.

Uno de los momentos más duros del capítulo 2 ocurre en la adolescencia. Joselito y su amigo reciben una paliza por ser homosexuales en las fiestas de su pueblo, Adra en Almería. Pero estas situaciones no les cortan las alas a nuestro personaje, que se sigue mostrando tal y como es en todo momento.

“Somos mujeres…”

La parte más emocionante llega casi al final del episodio gracias a la conversación entre Valeria y su madre. Valeria por fin decide dar paso y confesar que se siente mujer. La potente y reivindicativa frase “Somos mujeres para las que el mundo es peligroso” parece explicarlo todo.

Veneno es una serie muy importante. Es muy necesaria una serie, que nos de este tipo de mensajes en un momento, en el que las personas transexuales siguen sufriendo acoso. Y siguen siendo rechazados por una parte de la sociedad.

Gracias al trabajo de Javis la gente de la comunidad LGBTI puede sentirse identificada con los personajes, que ve en la pantalla y ver reflejada su propia historia.

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Tu carrito está vacío