Sexo anal: consejos básicos para disfrutarlo.

“Eso no está preparado para que entre nada”; “Es un orificio de salida, ahí no dejo que entre nada”; “Tengo un mecanismo de protección ancestral…” (Antonio Recio). 

Y así, sucesivamente.

Existen aún muchos falsos mitos que nos impiden disfrutar del sexo anal, y tenemos asociado que es una práctica única y exclusiva para el disfrute de quien penetra.

Sin embargo, ya era una de las prácticas más habituales allá en la Antigua Roma y también en la Antigua Grecia (de aquí, quizás, eso de “hacer un griego”). Si esta práctica tan antigua se sigue realizando dentro de las relaciones eróticas, ¿no deberíamos pensar que es muy placentera?

melocotón

Pues bien, SÍ LO ES. El ano es una zona muy erógena, sensible y con gran cantidad de terminaciones nerviosas, tanto en hombres como mujeres. Por eso, te invito a que le des una oportunidad con estos consejos.

  1. AUTOCONOCIMIENTO

Las sexólogas/os estamos obsesionadas con este punto. Pero es que es imprescindible que conozcamos nuestro propio cuerpo, nuestras zonas erógenas, nuestra piel, nuestros puntos sensibles, etc. para que nuestras relaciones eróticas sean mucho más maravillosas.

Juega con tu pompis: Acaricia tus nalgas, tu ano, juega, lubrica, masajea… Regálate un ratito jugando con él y así sabrás de qué forma te gusta estimular tu zona anal. Puedes probar también con algún juguetito.

  1. PROTECCIÓN.

Usa siempre preservativo: EL ANO ES UNA DE LAS ZONAS CON MAYOR RIESGO DE CONTAGIO DE ITS. Esto es porque es una zona muy sensible y con una cantidad enorme de capilares sanguíneos. Es muy fácil que se rompa alguno y entre en contacto con los fluidos corporales. En serio, ¡¡¡PROTÉGETE!!! Sin preservativo ESTÁS PERDIDO/A.

  1. PREPARACIÓN.

Si te echa para atrás la posibilidad de que manches de heces el pene o dildo, puedes hacer una ducha anal. Mi recomendación personal es que te quites de encima los tabúes: ES POSIBLE QUE SALGA CACA Y NO PASA NADA.

No more dramas, baby.

  1. LUBRICACIÓN.

niño llorando

Lubrica sin miedo, y no basta con la saliva, queridos/as.

El ano de por sí no lubrica. Es por eso que, para disfrutar de esta práctica, es FUNDAMENTAL tener una buena lubricación. Normalmente para los juegos anales recomendamos el lubricante de base silicona, ya que tiene mayor durabilidad y tarda más en absorberse.

  1. SIN PRISA NI PRESIÓN.

Hazlo SOLO si te apetece, sin prisa y sin presión. Es importante que te apetezca verdaderamente, y que vayas a tu propio ritmo. Cuando no quieras más, simplemente, PARA.

Y lo más importante: DISFRUTA. 

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Tu carrito está vacío