Mitos sobre la sexualidad en el embarazo

Existen muchos mitos en torno a la sexualidad de las mujeres embarazadas. Esto, unido a la desinformación y a que parece ser tabú, provoca muchos miedos y pensamientos erróneos.

Además, a esto se le suma todo el placer y los beneficios que perdemos por el camino de estas falacias.

Ahora bien, ¿cuáles son esos mitos que nos encontramos habitualmente?

  • Vamos a hacer daño al bebé.

¡ERROR!

El sexo no está contraindicado durante el embarazo. Existen excepciones como embarazos de riesgo, o situaciones muy concretas de las que te avisará tu ginecólogo o ginecóloga.

En el resto de casos, TRANQUILIDAD, no es posible dañar al bebé, está protegido, ya sea frente a relaciones coitales como cualquier otra práctica.

  • Las mujeres embarazadas no tienen apetito sexual.

Al contrario. Sí que es cierto que los cambios hormonales pueden provocar que varíe la libido. Sin embargo, la sensibilidad de los pechos y determinadas hormonas pueden incluso potenciar el deseo sexual. Por tanto, si previamente hay una vida sexual sana y un deseo sexual activo, durante el embarazo este plano de la vida en pareja puede mantenerse intacto. Si se altera y notas inapetencia, busca asesoría sexológica y te ayudaremos a crecer eróticamente durante esta etapa de tu vida.

  • No hace falta usar preservativo.

¡CUIDADO! Que el embarazo no nos protege frente a ITS, así que sí debemos usar preservativo.

  • El sexo puede provocar un aborto.

No existe evidencia científica que relacione los abortos espontáneos en las primeras etapas de embarazo con las relaciones sexuales. Por tanto, este riesgo es infundado.

  • No puede hacerse ninguna práctica sexual durante el embarazo.

Ya os he desmontado que el coito no está contraindicado. Pero además, hay infinitas prácticas eróticas que podemos llevar a cabo y ser igual o más placenteras. 

Por tanto, frente tanto mito, mis recomendaciones son:

- Consulta con tu ginecólogo o ginecóloga tus dudas y sigue sus indicaciones. Será quien mejor te puede asesorar sobre tu embarazo en concreto.
- Protégete frente a ITS, ya que el embarazo no es un súper poder 'matainfecciones'.
- La penetración no es lo único. Hay infinitas prácticas eróticas que podemos llevar a cabo.
- Caricias, besos, masajes, masturbación… Tenemos dos metros cuadrados de piel, experimentad con cada milímetro.
- Probad posturas nuevas recomendadas para el embarazo. Os dejo algunas a continuación:

Al borde de la cama.

La cucharita

Él encima (sin apoyarse)

Ella encima de espaldas

Ella encima de frente

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Tu carrito está vacío