La Respuesta Sexual Humana

William Masters y Virginia Johnson fueron un matrimonio pionero en el estudio de la sexualidad humana. En parte, se les puede considerar los padres de la sexología clínica (y empírica) que conocemos hoy en día.

En los años 60 iniciaron una investigación que pretendía estudiar y esclarecer la psicofisilogía existente en la Respuesta Sexual Humana (RSH), con el objetivo de definir de forma empírica los cambios que se producen durante el proceso completo del acto sexual.

Sus resultados han sido de gran utilidad para el estudio de las disfunciones sexuales y para comprender muchísimo mejor nuestra sexualidad. Es importante, además, que conozcamos qué sucede en nuestro cuerpo.

Inicialmente describieron 4 fases dentro de este proceso, a las que Helen Kaplan y Sandra Leiblum añadieron una fase más cada uno de ellos unos años después.

  • Deseo (añadida por Kaplan en 1978)
  • Excitación
  • Meseta
  • Orgasmo
  • Resolución
  • Satisfacción (añadida por Sandra Leiblum en el 1990)
curva del orgasmo
Fuente: Hemeroteca Dispersa

Durante las diferentes fases, se han descrito algunas diferencias psicológicas y fisiológicas entre hombres y mujeres.

1. Deseo

Supone la primera etapa de la RSH y comprende pensamientos y emociones que tienen influencia directa en el aumento de la libido. Son las percepciones y aspectos psicológicos que hacen que la persona esté sexualmente motivada.

2. Excitación

Una vez alcanzado un nivel óptimo de deseo y motivación, entramos en la fase de excitación. Aquí ya podemos observar el inicio de las manifestaciones fisiológicas: aumento de la frecuencia respiratoria y cardiaca. Además:

En hombres: erección del pene, aumento del tamaño y elevación de los testículos e incremento del grosor del escroto.

En mujeres: Lubricación vaginal, aumento del tamaño de la vagina y los pechos y erección de los pezones.

3. Meseta

Fase previa al orgasmo, en la que se experimentan sensaciones preorgásmicas que predisponen al mismo. Hay un incremento de la tensión muscular y de las manifestaciones fisiológicas registradas en la fase de excitación.

En hombres: lubricación para limpiar la uretra mediante líquido preseminal.

En mujeres: retracción del clítoris bajo el capuchón, continúa aumento pecho y vagina, vasocongestión de labios menores.

4. Orgasmo

Momento del clímax, en el que las sensaciones preorgásmicas dan paso a una explosión psicofisiológica. Las manifestaciones físicas son la eyaculación en hombres y aumento de lubricación (o eyaculación femenina propia de las G. de Bartolino) en mujeres. Con respecto a la interpretación del orgasmo existen importantes diferencias interpersonales.

5. Resolución.

Recuperación de los niveles basales previos al deseo y excitación. Relajación muscular, bienestar e incluso sueño son algunas de las reacciones más comunes.

En hombres: periodo refractario, en el que no es posible el orgasmo.

En mujeres: no existe periodo refractario, lo que posibilita la multiorgasmia.

  1. Satisfacción.

Respuesta afectiva que hace referencia a una evaluación o interpretación subjetiva con respecto al acto sexual experimentado. Hacemos, además, una interpretación de nuestro bienestar con respecto a las relaciones sexuales, valorando dimensiones positivas y negativas de las mismas.

 

Si crees que alguna de estas etapas no funciona como te gustaría, es el momento de contactar con un profesional de la Sexología y... ¡Ponerte a trabajar en una mejor vida sexual!

 

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Tu carrito está vacío