La monogamia no lo es todo

Existe un debate eterno que a día de hoy sigue generando infinita controversia.

¿Cómo nos relacionamos con nuestras parejas? ¿Es la monogamia la única opción para establecer una relación de pareja? ¿Qué opción es la mejor para nosotros/as?

El objetivo de este artículo es arrojar algo de luz sobre algunas alternativas que conocemos a las relaciones de pareja monógamas tradicionales.

Pero antes de presentarlos...

¿Qué es la monogamia?

Hace referencia a la situación sentimental de un individuo que se empareja afectiva y sexualmente solo con una persona en particular. La RAE añade a esta definición que se trata de un sistema familiar que prohíbe la pluralidad de cónyuges. En definitiva, una relación de pareja en la que existe exclusividad afectiva y sexual. Es el tipo de relación más común actualmente.

Sin embargo, gracias a la liberación de roles tradicionales, nos encontramos con que esta no es la única manera de vivir las relaciones afectivas. 

piernas en las sabanas

Fuente: Pinterest

¿Qué otros tipos de relaciones no monógamas encontramos?

Swinger

Relación sentimental en la que hay una pareja principal PERO hacen intercambios de pareja. Eso sí, siempre con el otro miembro de la relación presente.

Pareja liberal

Existe una pareja principal, y mantienen relaciones sexuales con personas ajenas a la relación, manteniendo la exclusividad sentimental.

Polisexo

En este caso, se trata de personas que quieren tener relaciones sexuales con diferentes parejas, de forma consensuada y sincera. Hablamos de no exclusividad sexual aunque no consideran que sea posible amar a más de una persona a la vez.

 Poliamor

Personas que desean tener varias parejas sentimentales reales. Se consideran capaces de amar a más de una persona. Las relaciones poliamorosas pueden ser de diferentes tipos, pero este tema necesita un artículo por sí solo.

Anarquía relacional

Personas que prefieren disfrutar de sus relaciones afectivas sin ponerles etiquetas viviéndolas más allá de las normas sociales establecidas.

Amigovios / follamigos

Se trata de un tipo de relación amistosa en la que hay relaciones sexuales sin compromiso y esporádicas. Y diréis, ¿por qué incluir este tipo de relación si no es amorosa? Porque es una de las formas más frecuentes de relacionarnos hoy en día.

Estas son solo unos pocos ejemplos de relaciones no monógamas, pero el universo de las relaciones amorosas es tan amplio como personas únicas y libres hay en el planeta tierra.

Si me preguntas qué tipo de relación es mejor te respondo: cualquiera de ellas.

Es igualmente maravilloso vivir el amor de manera monógama como no monógama.

¡Tú decides cómo ser feliz!

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Tu carrito está vacío