Consejos para la masturbación femenina

Para quien no lo supiera, Mayo es el #MasturbationMonth, o lo que es lo mismo, el MES DE LA MASTURBACIÓN.

En 1995 la pediatra Joycelyn Elders realizó unas declaraciones en el Congreso de las Naciones Unidas sobre el SIDA que le costaron su puesto de trabajo:
"Creo que es algo propio de la sexualidad humana que debería ser enseñado en las escuelas."
 Además, afirmó que al desestigmatizarlo desde los programas escolares, se contribuiría a descender el número de contagios de ITS y de embarazos no deseados.

La empresa de juguetería erótica Good Vibrations, ante su injusto despido, decidió instaurar la festividad de la Masturbación (7 de Mayo) con tanto éxito que finalmente se extendió a todo el mes.

Es por eso que hoy me parecía interesante dar algunos trucos sobre masturbación femenina. El próximo artículo será exclusivo sobre masturbación masculina, don't worry.

Lo primero, son solo algunas ideas que pretendo enriquezcan vuestras relaciones auto-eróticas. No son la panacea, solo son algunos consejos que pueden hacer que disfrutéis de vuestro amor propio más y mejor.

CONOCE TU ANATOMÍA

Si no conoces tu vulva, será más difícil que aprendas cómo estimularte y darte placer. Además, el conocimiento es placer. Digo… poder.

 dibujo de la vágina y clitoris

NO TENGAS PRISA

Tómalo como lo que es: UN MARAVILLOSO ACTO DE AMOR PROPIO. Y al amor no se le mete prisa, ¿verdad?

Prepara un ambiente sensual y electrizante. Enciende unas velas o esas luces LED que tienes sobre la cama (sé que las tienes) y pon esa música que tanto te gusta.

Dedica unos minutos a erotizarte: acaricia tu cuerpo, pasa las yemas de tus dedos por tu vientre, tus pechos, tus caderas… Ponte la piel de gallina.

USA TU IMAGINACIÓN

… O algún otro recurso.

Imagina situaciones que te resulta excitantes y morbosas para encenderte. Si no tienes mucha imaginación, puedes echar mano de literatura erótica, arte erótico, sexting, relatos, recuerdos, etc.

EL CLÍTORIS NO LO ES TODO

Antes de ir a por él estimula otras zonas. Ve de fuera hacia dentro, es decir, de los extremos de tu cuerpo hacia el centro del placer.

Los pezones son muy sensibles y van a provocarte unas sensaciones alucinantes. De igual forma, acaricia y estimula tus ingles, labios externos e internos, a penas roza el capuchón del clítoris…

Y AHORA SÍ, AMA TU CLÍTORIS.

Hay muchas técnicas para estimularlo: en círculos, de lado a lado, de arriba abajo, apretándolo lateralmente, etc.

Puedes acariciar encima del capuchón o directamente en el glande del clítoris, dependerá de la sensibilidad que tengas.

NO OLVIDES TU VAGINA

Mientras estimulas el clítoris, combinarlo con introducir unos dedos o algún juguete en tu vagina puede llevarte a la locura placentera.

Además puedes aprovechar para buscar y estimula tu zona G.

¿No sabes dónde está?
Aquí:

dónde está el punto G

¿UN ÚLTIMO CONSEJO?

Disfrútalo y hazlo como más placer te dé a ti.

Nadie manda en tu cuerpo y tus orgasmos.

 

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Tu carrito está vacío